El problema esencial del Cálculo integral es calcular áreas de superficies,
particularmente el área bajo la gráfica de una función; de manera más sencilla,
sumar áreas de rectángulos. Varios conceptos son descritos como el producto de
dos variables; por ejemplo: trabajo, como fuerza por distancia; fuerza como el
producto de la presión por el área; masa como densidad por volumen. Si cada uno
de los factores que componen el producto se asocian con cada uno de los ejes
coordenados; el producto se asocia en el plano con una área que puede ser
calculada a través de una integral.